Cómo animar a los niños a comer Verduras

[et_pb_section bb_built=”1″ admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat” background_size=”initial”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Text” background_position=”top_left” background_repeat=”repeat” background_size=”initial”]

Por qué comer verduras es importante para los niños

Las verduras aportan energía, vitaminas, antioxidantes, fibra y agua. Le ayudan a protegerse contra enfermedades más adelante en la vida, incluyendo enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y algunos tipos de cáncer. Una dieta saludable significa comer muchas verduras , además de una amplia variedad de los otros grupos principales de alimentos.

Los expertos recomiendan tomar mínimo 5 raciones de frutas y verduras al día.

Si a tu hijo le cuesta comer verduras, es importante que sigas trabajando en ello. Si lo ayudas a desarrollar hábitos alimenticios saludables ahora, establecerá hábitos saludables para toda la vida.

Los consejos que te presentamos a continuación pueden ayudarte a incluir más verduras en la dieta de tu familia.

Para obtener más información, puedes leer nuestros artículos sobre alimentación y nuestros post de recetas que te darán nuevas ideas para una alimentación saludable.

Consejo 1: dar un buen ejemplo con las verduras

La mejor manera de animar a tu peque a comer verduras es dejar que te vea comiendo y disfrutando de ellas.

Las comidas en familia son un buen momento para enseñar a tu hijo a comer sano, incluyendo el consumo de verduras. Los alimentos para la familia como las patatas asadas, el curry, los asados y las pastas saben muy bien con más verduras. Un plato de ensalada es una opción rápida y sabrosa también. Si tu hijo te ve a llenando platos con verduras para disfrutar, probablemente querrá copiarte.

Consejo 2: sigue probando con las verduras

Es normal que los niños digan que no les gustan las verduras cuando las prueban por primera vez. Si tu hijo dice que no le gustan las verduras – o no le gusta una nueva verdura – sigue ofreciéndoselas a la hora de la comida y probar distintas formas de cocinarla. También siga alentándolo a probarlas.

Tu peque probablemente cambiará de opinión sobre las verduras con el tiempo. Algunos niños necesitan probar un nuevo alimento hasta 10 veces antes de aceptarlo, y otras 10 veces antes de decidir que les gusta.

Consejo 3: utiliza elogios cuando pruebe las verduras

Si elogias a tu hijo cada vez que come o prueba las verduras, es más probable que vuelva a comer verduras. Los elogios funcionan mejor cuando le dices exactamente lo que hizo bien – por ejemplo, “¡Noa, me encanta que hayas probado tu calabaza y tu brócoli!

Sin embargo, trata de no dejar que los elogios se conviertan en el centro de la comida. Tu objetivo es animar a tu hijo a comer verduras porque le gustan, no porque quiera elogios y recompensas por tu parte.

Castigar a tu peque por no comer verduras puede convertir las verduras en algo negativo. Si tu hijo se niega a comer, lo mejor es quitarle la comida después de unos 20 minutos. Trata de no hacer un gran problema de esto – sólo inténtalo de nuevo en otro momento.

No es una buena idea decir cosas como, “Si te comes el brócoli, puedes comer un poco de helado de postre”. Esto puede hacer que tu hijo se interese más por las golosinas que por los alimentos saludables.

Consejo 4: haz que tu hijo se involucre en la cocina con verduras

Si haces que tu hijo participe en la planificación y la preparación de comidas familiares con verduras, es más probable que quiera comer las verduras que ha ayudado a preparar.

Por ejemplo, podría dejar que:

cocinando verduras

 

Los niños mayores pueden ayudar a rallar o cortar las verduras cuando creas que pueden manejar con seguridad herramientas de cocina más afiladas.

 

Lleva a los niños de compras contigo cuando puedas. Ver muchas verduras diferentes puede hacer que los niños sean más curiosos e interesados en probarlas.

Consejo 5: ofrecer verduras como aperitivos

Las verduras son un gran aperitivo. Si se abastece de verduras para los tentempiés y se limitan los tentempiés poco saludables en casa, tu hijo tendrá más probabilidades de elegir verduras cuando tenga hambre.

Aquí hay algunas ideas de aperitivos vegetales:

  • Guarda un recipiente con verduras picadas, como pepino, zanahorias o pimiento, en la nevera. Un tazón de tomates cherry en el banco es otra opción.
  • Ofrece a los niños mayores guisantes congelados, pero ten en cuenta que pueden ser un peligro de asfixia para los niños más pequeños.
  • Sirve palitos de verduras con salsa, yogur natural, hummus, aguacate, queso o pan de pita integral.

Consejo 6: ir por la variedad, el sabor y la diversión de las verduras

Intente elegir verduras de diferentes formas, colores, texturas y sabores; cuanta más variedad haya, más probable es que tu peque encuentre algo que le interese comer. Si le sirve verduras nuevas con alimentos que le gusten, no se centrará en las verduras nuevas.

pizza verdura

Recuerda que el sabor importa. Por ejemplo, puedes probar asar verduras con hierbas frescas y zumo de limón o usar brócoli en rodajas finas en un salteado, mezclado con pasta o en una pizza. Esto probablemente atraerá más a tu hijo que los grandes trozos de verduras al vapor.

También puedes divertirte con las verduras, especialmente con los niños pequeños. Puede que quieras hacer una cara de verdura para un plato de aperitivo – zanahoria rallada para el pelo, tomates cherry para los ojos, una judía para la nariz y tiras de pimiento para la boca.

Consejo 7: introducir las verduras en las comidas de otras maneras

A corto plazo, puede disfrazar las verduras en alimentos que sabes que le gusta comer. Por ejemplo, puedes incluir puré o verduras ralladas en la salsa para pasta o en las sopas.

Sin embargo, esto no cambiará el comportamiento y la forma de pensar de tu hijo sobre las verduras, por lo que también es importante dárselas regularmente en su forma original. Al hacer esto, tu peque tiene la oportunidad de familiarizarse y aprender a gustar de diferentes sabores y texturas.

[/et_pb_text][et_pb_divider _builder_version=”3.11.1″ /][et_pb_blog _builder_version=”3.11.1″ posts_number=”3″ fullwidth=”off” /][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Deja un comentario

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?