Cómo trabajar la Motricidad y el movimiento: juegos caseros para niños

Motricidad en niños pequeños: por qué es importante el movimiento y el desarrollo de las habilidades motoras

El juego es una de las principales formas en que los niños aprenden, se desarrollan y crecen. El juego es bueno para todas las áreas del desarrollo, incluyendo el desarrollo de sus habilidades motoras.

Jugar con tu hijo cada día le ayuda a moverse y a fortalecer sus músculos y huesos. También es bueno aumentar su autoestima ya que pone a prueba sus habilidades y descubre que puede subir más alto, correr más rápido y saltar más lejos todo el tiempo.

Se recomienda que los niños pequeños deben estar activos durante al menos tres horas todos los días – pero esto no significa tres horas de correr hasta que se agote. La actividad puede incluir el juego tranquilo, por ejemplo, construir con bloques en el suelo, así como caminar, correr, saltar y trepar.

Qué esperar: los peques de 2 años y el movimiento

A esta edad, será capaz de hacer:

  • recoger pequeños trozos de comida entre el dedo índice y el pulgar.
  • usar bien ambas manos pero puede preferir usar la mano izquierda o derecha (la elección de la mano izquierda o derecha para escribir y dibujar no ocurrirá hasta dentro de unos años).
  • sostener un lápiz en una posición básica de escritura.
  • girar los pomos de las puertas a los .
  • Subir y bajar escaleras usando pies alternos a los 2-3 años – pero probablemente todavía necesitará la mano de un adulto.
  • lanzar una pelota sin caerse.
  • atornillar y desatornillar tarros y tapas.

juego construcción

A medida que se dirige hacia tres años , puede que vea que no puede quedarse quieto – ¡siempre está corriendo, saltando o jugando!

Caminar se convierte ahora en el estilo adulto de caminar de talón a talón, en lugar del estilo de pies planos y separados de las piernas de un nuevo caminante.

Se está volviendo más coordinado y es mejor en hacer cosas simples por sí mismo . Por ejemplo, los niños pequeños pueden empezar a vestirse de forma independiente, a comer de forma independiente con cuchara y tenedor y a beber de una taza. A los dos años pueden comenzar a entrenar para ir al baño.

A estas edades probablemente querrá probar los límites físicos, subiendo lo más alto y corriendo lo más lejos posible – los pequeños golpes y caídas son comunes. Esta es una parte normal de cómo los niños aprenden y se desarrollan.

Si hacia los dos años y medio tu peque no realiza este tipo de actividades, o muestra poco interés en explorar activamente, es una buena idea hablar con un especialista como su pediatra o su maestra si va a una escuela infantil. Ellos te darán un buen consejo de qué pasos deberás de ir dando.

Ideas de movimiento y juego para niños pequeños

Aquí hay algunas ideas de juegos para que tu peque se mueva de diferentes maneras:

  • Moveros al ritmo de la música. Añade algunos accesorios simples, como cintas o sonajeros caseros, para animarlo a que se mueva, se balancee o dé vueltas. Incluso puedes cantar canciones y rimas sencillas con acciones para que tu hijo copie.
  • Prueba con los juguetes de paseo.
  • Prueba con los patinetes, las  bicicletas de equilibrio y triciclos de 2 a 3 años. Puedes intentarlo incluso antes si tu peque muestra interés.
  • Dale recipientes de diferentes tamaños para que pueda poner los pequeños en los más grandes – esto le ayuda a practicar la motricidad fina.
  • Hacer rompecabezas y construcciones juntos.
  • Juega al aire libre en parques o patios, en la playa o en cualquier lugar donde tu niño pueda caminar, correr y explorar con seguridad. Esto le da la oportunidad de practicar su motricidad gruesa en superficies montañosas, arenosas, rocosas y otras superficies.

explorar

Tiempo de pantalla y juego físico

Los expertos recomiendan que los niños menores de dos años no deben tener tiempo de pantalla. Esto se debe a que los niños muy pequeños aprenden y crecen mejor a través de experiencias del mundo real como el juego físico, el juego al aire libre, el juego creativo y el tiempo social con la familia y los amigos.

En el caso de los niños de entre dos y cinco años, un enfoque equilibrado del tiempo de pantalla puede formar parte de un estilo de vida saludable, pero nunca más de una hora al día.

Sentarse en cochecitos, sillas de paseo y asientos de coche durante demasiado tiempo puede dificultar que los niños se muevan y sean activos. Cuando puedas, dejalo que camine, o use una bicicleta o un juguete para empujar. El paseo será un poco más lento, así que procura tener mucho tiempo para llegar a donde vas.

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?