fbpx

Signos de que tu peque está listo

Es posible que vea signos de que tu hijo está listo para ir al baño a partir de los dos años de edad . Algunos niños muestran signos de estar listos desde los 18 meses, y algunos pueden ser mayores de dos años.

Está mostrando signos de estar listo si:

  • Están caminando y pueden sentarse por períodos cortos de tiempo.
  • Se están volviendo generalmente más independientes cuando se trata de completar tareas, incluyendo decir “no” más a menudo.
  • Se están interesando en ver a otros ir al baño – esto puede hacerte sentir incómodo, pero es una buena manera de introducir hábitos.
  • Tienen pañales secos hasta dos horas – esto demuestra que pueden almacenar la orina en su vejiga (que se vacía automáticamente en los bebés más pequeños o recién nacidos).
  • Te dirán con palabras o gestos cuando hagan caca o pipí en su pañal – si pueden decírtelo antes de que ocurra, están listos para el entrenamiento.
  • Les empiezan a no gustar de llevar un pañal, quizás tratando de quitárselo cuando está mojado o sucio.
  • Tienen evacuaciones intestinales regulares, suaves y formadas.
  • Pueden subirse y bajarse los pantalones.
  • Puede seguir instrucciones simples como “Dale la pelota a papá”.
  • Muestran comprensión sobre las cosas que tienen su lugar alrededor del hogar.

No es necesario que todos estos signos estén presentes para que esté listo. Una tendencia general te hará saber que es hora de empezar.

Si está pensando en retirarle el pañal, puedes ver nuestra “Guía del pañal“, donde tendrás más información e imágenes que podrás imprimir y pegarla en algún lugar a mano.

Preparándose para ir al baño

Si crees que su hijo muestra signos de estar listo para retirarle el pañal, el primer paso es decidir si quieres usar un orinal o el inodoro .

Hay algunas ventajas de usar un orinal – es móvil, puedes ver con más claridad si ha evacuado y algunos niños lo encuentran menos aterrador que un inodoro. Trata de averiguar la preferencia de tu hijo. Algunos padres animan a sus hijos a usar tanto el inodoro como el orinal.

En segundo lugar, asegúrese de que tiene todo lo necesario . Por ejemplo, si tu hijo está usando el inodoro, necesitará un escalón para subirse. También necesitará un asiento adaptado más pequeño que se ajuste de forma segura dentro del asiento del inodoro existente, porque algunos niños se sienten incómodos al caerse.

Tercero, es mejor planear el entrenamiento para ir al baño para un momento en el que no haya grandes cambios en tu vida familiar. Los cambios pueden incluir irse de vacaciones, comenzar a ir a la guardería, tener un nuevo bebé o mudarse de casa. Puede ser una buena idea planear el entrenamiento en el uso del baño para mucho antes o después de estos cambios.

Además, el entrenamiento para ir al baño puede ser mejor si tú y tu hijo tenéis una rutina diaria regular. De esta manera, la nueva actividad de usar el baño o el orinal puede encajar en su rutina normal.

Aquí hay algunos consejos para prepararse :

  • Enséñele algunas palabras para ir al baño, por ejemplo, “pipí”, “caca” y “necesito ir”.
  • Cuando le cambies el pañal a tu hijo, pon los pañales mojados y sucios en el orinal – esto puede ayudar a su hijo a entender para qué sirve el orinal.
  • Deja que intente sentarse en el orinal o en el adaptador del inodoro para familiarizarse con ellos.
  • Deja que te vea o a otros miembros de la familia usando el baño, y que hable de lo que estás haciendo.
  • Intenta que coma mucha fibra y beba mucha agua. El estreñimiento puede hacer que dejar el pañal sea más difícil.

Una vez que empiece, el entrenamiento para ir al baño puede tomar días, semanas o meses. La clave es no obligar a tu hijo y dejar que aprenda a su propio ritmo. Y si no coopera o parece poco interesado en dejar el pañal, será mejor esperar y volver a intentarlo en otro momento.

Empezando el entrenamiento para ir al baño

Es una buena idea empezar la retirada del pañal en un día en el que no tengas planes de salir de la casa . Los siguientes consejos pueden ayudar con el entrenamiento para ir al baño una vez que llegue el gran día.

Tiempo

  • Siéntalo en el orinal en momentos en los que a menudo se producen cacas, como 30 minutos después de comer o después de bañarse. Esto no funciona para todos los niños – el verdadero entrenamiento para ir al baño comienza cuando tu hijo es consciente de hacer pis o caca y está interesado en aprender el proceso.
  • Estate atento a las señales de que tu hijo necesita ir al baño. Las señales incluyen cambios de postura, encogimiento, estar en silencio o arrinconarse en una habitación.
  • Si no hace pipí o caca después de 3-5 minutos de estar sentado en el orinal o el inodoro, deja que se levante. Es mejor no hacer que se siente en el inodoro por largos períodos de tiempo.

Felicitación

  • Elogia a tu hijo por intentarlo (incluso si el progreso es lento), especialmente cuando tiene éxito. Podría decir: “Bien hecho por sentarse en el orinal”. Esto le permite saber que está haciendo un buen trabajo. Reduzca gradualmente la cantidad de elogios a medida que domina cada parte del proceso.
  • El primer día deberás sentarlo cada poco tiempo para que “por casualidad” el pipí o parte quede en el orinal y tu peque pueda ver lo que es.
  • En diferentes etapas a lo largo del día (pero no demasiado a menudo), pregunte a su hijo si necesita ir al baño. Basta con recordatorios suaves – es mejor si no se siente presionado.
  • Si tu hijo no lo consigue, intenta no frustrarse. Los niños no suelen tener accidentes a propósito, así que sólo limpia y cambia a tu peque sin malos comentarios ni alborotos.

Ropa

  • Deja de usar pañales (excepto si es para dormir por la noche y durante la siesta). Empieza a usar calzoncillos  o braguitas. Incluso puedes dejar que tu peque los elija, lo que puede ser algo que les emociona.
  • Viste a tu hijo con ropa que sea fácil de quitar, por ejemplo, pantalones con cintura elástica, en lugar de petos de cuerpo entero, o bodys. Si hace calor, tal vez lo más práctico es dejar al peque en ropa interior cuando esté en casa.

Higiene

  • Deberás seguir limpiando a tu peque el culete hasta que aprenda a hacerlo. Recuerda que debes limpiarle de adelante hacia atrás, especialmente con las niñas.
  • Si es chico, al principio de la retirada del pañal puedes hacer que aprenda a orinar de pie, esto se lo facilitará.
  • Es muy importante que desde el principio enseñes a tu peque a limpiarse las manos después de ir al baño. Esta puede ser una actividad divertida que su hijo disfruta como parte de la rutina. Si pinchas aquí verás una canción que te ayudará.

Recursos

Tanto en nuestra “Guía del pañal” como en nuestros apartados de “Cancionero” o “Actividades” podrás acceder a mucha más información y ayuda para superar con éxito esta etapa.

 

Salir a pasear mientras se retira el pañal

Es más fácil quedarse en casa unos días cuando empiezas a entrenar para ir al baño, pero probablemente tendrás que salir en algún momento.

Siempre intenta que haga pis justo antes de salir de casa.

Donde quiera que vayas, es una buena idea comprobar dónde está el baño más cercano. Si vas a un centro comercial, pregúntele a su hijo si necesita ir cuando llegue allí. Esto puede ayudar a que su hijo se familiarice con la nueva zona.

Es mejor llevar una muda de ropa interior y ropa cuando salgas, hasta que tu peque se sienta muy seguro para usar el baño. También es una buena idea llevar bolsas de plástico para la ropa mojada o sucia.

Contratiempos y accidentes

Aprender a hacer caca en el baño lleva tiempo. Puedes esperar accidentes y contratiempos, son sólo una parte del proceso.

Si tu peque se molesta por un accidente, hazle saber que no importa y que no hay necesidad de preocuparse.

Aquí hay ideas para ayudar a evitar accidentes :

  • Presta atención si dice que necesita ir al baño inmediatamente. Puede que tengan razón.
  • Si estás seguro de que tu hijo no ha hecho caca o pipí en un tiempo, recuérdele que tal vez tenga que ir. Puede estar tan entretenido en lo que está haciendo que no se da cuenta de que tiene que ir hasta que sea demasiado tarde.
  • Asegúrate de que el orinal o el inodoro sean siempre fácil de alcanzar y de usar.
  • Recuérdale que orine justo antes de irse a la cama.

Trata de mantener la calma si la retirada del pañal parece tardar más de lo esperado. Sé positivo sobre los logros de tu hijo, porque lo logrará con el tiempo. Demasiada tensión o estrés puede conducir a sentimientos negativos y puede hacer que evite ir al baño.

Problemas de salud

Vale la pena estar atento a posibles problemas relacionados con la retirada del pañal. Los signos que hay que buscar incluyen:

  • un gran aumento o disminución en el número de cacas.
  • cacas muy duras.
  • cacas muy blandas.
  • sangre en la caca o el pis (a veces aparece como pis turbio)
  • dolor cuando va al baño.