Seguridad en el agua para los peques

Ahogamiento y prevención de ahogamientos: lo que necesitas saber

El ahogamiento puede ocurrir rápidamente y en silencio, sin ningún tipo de ruidos de advertencia.

El ahogamiento  es una de las principales causas de muerte de los niños menores de cinco años. Los bebés y los niños pequeños tienen mucho peso en la parte superior de su cuerpo, lo que los pone en mayor riesgo de ahogarse. Si un bebé cae en aguas poco profundas, no siempre puede levantarse por sí mismo.

Los niños menores de cinco años se ahogan:

  • piscinas
  • baños y balnearios
  • ríos, arroyos y riachuelos
  • playas
  • presas, lagunas y lagos.

Por cada ahogamiento, aproximadamente otros siete niños son hospitalizados por incidentes de ahogamiento no fatales. Algunos de ellos provocan un grave daño cerebral.

Para mantenerse seguro alrededor del agua, tu hijo necesita una supervisión adulta cercana y constante.

Es vital enseñarle a tu hijo los peligros del agua y cómo nadar.

Seguridad en el agua para los niños: lo básico

Es importante que siempre permanezcas con tu hijo y lo vigiles cuando esté cerca del agua, incluso cuando sepa nadar.

La supervisión significa un contacto visual constante con tu hijo y mantenerlo al alcance de la mano en todo momento. Debes estar en posición de responder rápidamente, ya sea en la playa o en la piscina, cerca de, ríos y lagos, o en casa cerca de la bañera.

La supervisión no es una mirada ocasional mientras duermes, lees o haces las tareas domésticas. No es ver a tus hijos jugando fuera mientras tú estás dentro. Siempre es mejor que un adulto, no un niño mayor, lo supervise.

También debes enseñar a tu hijo sobre la seguridad en el agua y cómo nadar . Muchos niños pueden aprender a nadar cuando tienen cuatro o cinco años.

Los primeros auxilios son una habilidad esencial para que toda la familia aprenda. Si sabes cómo hacer la respiración cardiopulmonar y qué hacer en caso de emergencia, podrías salvar la vida de tu hijo.

Guia primeros Auxilios pediatricos
Primeros Auxilios Pediatricos

Echa un vistazo a esta guía de primeros auxilios . Puedes imprimirla y tenerla de referencia.

Seguridad del agua en la casa

La mayoría de las muertes por ahogamiento se deben a que un niño se cae o se sumerge en el agua, en particular en una piscina particular. Pero un niño pequeño puede ahogarse en tan sólo 5 cm de agua.

Aquí hay algunos consejos para prevenir el ahogamiento y mejorar la seguridad del agua en su casa:

  • Por ley, todas las piscinas deben estar cercadas. Retire cualquier objeto que pueda ser utilizado para trepar por la cerca de la piscina.
  • Retire cualquier recipiente con agua de los alrededores de la casa y asegúrate de que tu hijo no pueda llegar a ningún cuerpo de agua, incluyendo la bañera, por sí solo.
  • Siempre vacía la bañera tan pronto como termines con ella.
  • Fregaderos vacíos, bañeras, cubos, baños y piscinas infantiles cuando termines con ellos.
  • Mantén los acuarios y las peceras fuera del alcance de los niños pequeños. Si tiene una piscina inflable que puede contener más de 30 cm de agua, se aplican las leyes de cercado de piscinas.

Seguridad del agua alrededor de piscinas, y estanques

niño natación
aprendiendo a nadar

Los niños no siempre entienden, aplican o recuerdan las reglas, especialmente cuando se distraen con el juego. Así que un área de juego segura y cercada puede ser una barrera efectiva entre los niños pequeños y los peligros del agua.

  • Aquí hay consejos para mejorar la seguridad del agua alrededor de tu propiedad:
    • Cercar el área entre la casa y cualquier cuerpo de agua.
    • Enséñale a tu peque a no acercarse al agua sin un adulto.
    • Asegúrate de que no haya enrejados, escaleras, ventanas o árboles a los que tu hijo pueda subir para entrar en la zona de agua.

Seguridad en el agua alrededor de las playas, lagos y ríos

A continuación se ofrecen consejos para mejorar la seguridad del agua cerca de la playa, los lagos o los ríos:

  • Siempre permanece con tu hijo cuando esté jugando en o cerca del mar, los lagos o los ríos. Sostén su mano cerca de las olas y cuando esté remando en los ríos.
  • Lleva a tu hijo sólo a las playas donde hay socorristas.
  • Enséñale a tu hijo lo que debe hacer si necesita ayuda: mantener la calma, flotar y levantar un brazo para hacer una señal a un socorrista.

Deja un comentario

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?