chico mirando eletiquetado de un alimento

Etiquetas de alimentos e información nutricional

Etiquetas de alimentos y paneles de información nutricional: qué y dónde están

Las etiquetas de los alimentos se incluyen en todos los productos alimenticios, excepto en los paquetes muy pequeños y en los alimentos frescos como la fruta, las verduras y la panadería local o los productos orgánicos.

Las etiquetas de los alimentos te dicen qué ingredientes o aditivos hay en los alimentos. Te dan información nutricional sobre el alimento e instrucciones para su almacenamiento. También le indican quién fabricó el alimento.

Los paneles de información nutricional (PNI) son parte de la etiqueta de los alimentos. Estos te dicen qué nutrientes contiene el alimento y cuánto de cada nutriente hay.

Cuando compre un producto alimenticio empaquetado, mire la parte posterior del paquete . Deberías poder ver un cuadro con un encabezado como “Información nutricional”. Bajo el encabezado, verás categorías como:

  • tamaño de la porción
  • energía
  • proteína
  • grasa
  • carbohidratos
  • azúcares
  • fibra dietética
  • …el sodio.

La información nutricional de las etiquetas de los alimentos te ayuda a averiguar cuán saludable es un alimento. Pero ten en cuenta que algunos de los alimentos más saludables pueden no estar etiquetados – frutas y verduras frescas, panes integrales, frutos secos, lentejas, judías, carne y pescado frescos.

Ingredientes en las etiquetas de los alimentos

En Australia, los fabricantes de alimentos deben ser veraces en sus etiquetas de alimentos.

La etiqueta de un alimento puede incluir sólo los ingredientes que están en el producto alimenticio . Por ejemplo, el yogur de fresa debe contener fresas.

La etiqueta también tiene que indicar la cantidad del ingrediente que está en el alimento . Esta información está en la lista de ingredientes, donde se escribirá como un porcentaje – por ejemplo, “fresas (20%)”.

Todos los ingredientes deben ser listados en orden descendente por peso, incluyendo el agua añadida. El ingrediente que aparece en primer lugar es presente en la mayor cantidad . Así que si el azúcar es el primer ingrediente significa que el azúcar es el ingrediente principal y el producto es alto en azúcar. El último ingrediente listado está presente en la menor cantidad.

Paneles de información nutricional

Todos los alimentos tienen que listar siete componentes alimenticios en sus paneles de información nutricional – energía (kilojulios), proteínas, grasa total, grasa saturada, carbohidratos totales, azúcares y sodio. Los fabricantes podrían decidir incluir también otros nutrientes, como la fibra y el calcio.

Comparar la información nutricional de los diferentes productos alimenticios te ayuda a elegir la opción más saludable. Todo lo que necesitas hacer es ver cuál tiene menos grasa saturada, menos sodio, menos azúcar y más fibra.

Cuando compares dos productos, mira la información $0027por 100 gm$0027 de cada uno, en lugar de la información $0027por porción$0027. De esta manera puedes comparar lo mismo en cada producto.

Cosas a tener en cuenta en las etiquetas de los alimentos: energía, grasa, azúcar y sal

Energía

La energía se indica en el panel como kilojulios (kj) . Las grasas, las proteínas y los carbohidratos proporcionan a su cuerpo la energía o los kilojulios que necesita para funcionar y realizar sus actividades diarias. Cuando se comparan alimentos similares, una menor energía suele significar una menor cantidad de grasa o azúcar, lo que significa que el alimento es una mejor opción para la mayoría de las personas.

Grasa, azúcar y sal disfrazada

Los fabricantes pueden enumerar el contenido de grasa, azúcar o sal bajo diferentes nombres. Esto significa que estos componentes alimenticios pueden parecer “ocultos” en el panel de información nutricional o en la lista de ingredientes. Estos componentes pueden tener diferentes nombres, pero como quiera que se llamen, un alto contenido de grasa, azúcar y sal generalmente significa que el alimento es menos saludable.

La grasa también podría llamarse grasa de vaca, mantequilla, manteca vegetal, coco, aceite de palma, copha, crema, goteo, manteca de cerdo, mayonesa, crema agria, aceites y grasas vegetales, aceites hidrogenados, leche entera en polvo, huevo o mono/di/triglicéridos.

El azúcar podría llamarse azúcar moreno, jarabe de maíz, dextrosa, disacáridos, fructosa, glucosa, jarabe dorado, miel, concentrado de jugo de frutas, jarabe de frutas, lactosa, malta, maltosa, manitol, jarabe de arce, melaza, monosacáridos, azúcar crudo, sorbitol o xilitol.

La sal podría figurar como polvo de hornear, potenciador, sal de apio, sal de ajo, sodio, extracto de carne o levadura, sal de cebolla, GMS, sal de roca, sal marina, bicarbonato de sodio, metabisulfito de sodio, nitrato de sodio, nitrato o cubitos de caldo.

Algunos alimentos envasados tienen una clasificación de estrella de la salud. Este sistema observa cuán nutritivos son los alimentos y los clasifica de media estrella a cinco estrellas. Cuantas más estrellas tenga un alimento, más saludable será.

Aditivos alimentarios

Muchos alimentos contienen aditivos alimentarios. Hay directrices estrictas sobre la forma en que los aditivos alimentarios se utilizan en los alimentos y se etiquetan en los productos alimenticios. Todos los aditivos alimentarios deben aparecer en la lista de ingredientes – por ejemplo, el espesante (1442). La etiqueta debe decir si un aditivo se basa en un alérgeno potencial – por ejemplo, espesante de trigo (1442).

Puede obtener una lista de nombres, números y usos comunes de los aditivos alimentarios en la página web de aditivos alimentarios de Food Standards Australia New Zealand.

Un número muy pequeño de personas son sensibles a algunos aditivos alimentarios, más comúnmente colores artificiales, conservantes y potenciadores del sabor. Si cree que su hijo puede tener sensibilidad, consulte a su médico de cabecera o a su dietista para hablar de alergias e intolerancias alimentarias.

Información sobre las alergias alimentarias

Sólo nueve alimentos causan el 90% de todas las reacciones alérgicas alimenticias: cacahuetes, frutos secos, mariscos, pescado, leche de vaca, huevos de gallina, soja, sésamo y trigo. Si estos ingredientes están en un producto alimenticio, los fabricantes deben decirlo , no importa cuán pequeña sea la cantidad.

La información se puede enunciar de diferentes maneras. Por ejemplo, si estás comprobando si un producto contiene huevo, puedes ver:

  • albúmina (huevo)
  • albúmina de huevo
  • contiene huevo – al final de la lista de ingredientes
  • azúcar, chocolate, huevos – en negrita en la lista de ingredientes.

Los fabricantes podrían incluir esta advertencia si un alimento se fabrica en el mismo equipo que otros alimentos que contienen posibles alérgenos alimentarios, o cerca de ellos.

Es voluntario que los fabricantes utilicen declaraciones de “puede contener”, por lo que un producto que no tenga una declaración de “puede contener” podría no ser más seguro que uno que sí la tenga.

Es importante que hable con su pediatra o su dietista sobre este tema si su hijo tiene una alergia alimentaria grave.

Comprobación de las alegaciones nutricionales y de salud

Las declaraciones nutricionales en las etiquetas y en la publicidad de los alimentos, como “bajo en grasa” en un paquete de papas fritas, pueden ser confusas y engañosas. Las alegaciones nutricionales pueden llamar tu atención, pero siempre es una buena idea mirar el panel de información nutricional.

Aquí hay algunos puntos a tener en cuenta sobre las alegaciones comunes de nutrición y salud:

  • Libre de colesterol: un producto puede ser 100% libre de colesterol, pero aún así contiene grasa.
  • Libre de grasa: para que un fabricante haga esta afirmación, el producto debe tener menos de 0,15% de grasa.
  • Ligero o ligero: esto podría significar que la comida es ligera en color, sabor o textura. Aún así deberías comprobar el contenido de grasa en el panel de información nutricional.
  • Orgánico o certificado orgánico: varias organizaciones privadas pueden certificar productos como orgánicos. Cada organización debe cumplir las normas nacionales, pero las diferentes organizaciones también tienen diferentes requisitos de certificación.
  • Horneados, no fritos: estos productos pueden ser rociados o cubiertos de grasa antes de cocinarlos, lo que los hace altos en grasa. Es mejor comprobar el contenido de grasa.
  • Reducción de grasa o sal: un producto con esta afirmación debe tener al menos un 25% menos de grasa o sal que el producto original. No significa que tenga menos grasa o menos sal que un producto similar.
  • Sin azúcar o sin azúcar añadido: esto significa que el producto no contiene sacarosa, o azúcar de mesa, pero no otras formas de azúcar. Podría ser alto en kilojulios, sal o grasa.
  • 93% libre de grasa: esto puede sonar bien, pero significa que el producto todavía tiene 7% de grasa.

Los fabricantes deben atenerse a las normas que controlan lo que pueden decir sobre el contenido nutricional y la salubridad de sus alimentos.

Fechas de caducidad y de caducidades

Todos los alimentos con una vida útil inferior a dos años deben llevar una fecha que indique cuándo el fabricante aconseja que el alimento no sea seguro o no sea tan bueno para comer:

  • Se usa para alimentos perecederos como la carne, el pescado y los lácteos. Esta es la fecha que te indica cuando un alimento está “apagado”. Es ilegal que las tiendas vendan alimentos después de la fecha de caducidad.
  • El “mejor antes” te dice la fecha en la que la comida será segura para comer pero puede que ya no sea de la mejor calidad.
  • La fecha de cocción o envasado es la fecha en que se fabricó o envasó el alimento. Esto te dice cuán fresco es. Puede que lo veas en alimentos como el pan y la carne.
Arriba
Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?