Enseñar habilidades a niños y niñas: cómo hacerlo

Cómo enseñar habilidades a los niños

Eres el primer y más importante maestro de tu hijo. Todos los días está ayudando a tu hijo a aprender nueva información, habilidades y formas de comportarse.

Enseñar habilidades a los niños puede ser un primer paso importante en el manejo de su comportamiento. Por ejemplo, si tu hijo no sabe cómo poner la mesa, puede negarse a hacerlo, porque no puede hacerlo. ¿La solución? Enseñarle cómo.

Hay tres maneras clave en las que puedes ayudar a los niños a aprender todo, desde el autocuidado básico hasta habilidades sociales más complicadas:

  • instrucciones
  • modelización
  • paso a paso.

Recuerda que las habilidades toman tiempo para desarrollarse, y la práctica es importante . Pero si te preocupa el comportamiento, el desarrollo o la capacidad de tu hijo para aprender nuevas habilidades, consulta a tu pediatra o la tutora de tu hijo si va a un centro infantil.

Instrucciones: enseñar habilidades diciendo

Probablemente la mayoría del tiempo te sientes que no paras de dar instrucciones a tu hijo de cómo debe de hacer las cosas, pero ¿te has parado a pensar de que a lo mejor no se lo estás explicando bien?

Cómo dar buenas instrucciones:

  • Da instrucciones sólo cuando tenga la atención de tu hijo. Usa su nombre y asegúrate de que te mira cuando hablas.
  • Ponte a su misma altura para hablar.
  • Elimina cualquier distracción de fondo como la televisión.
  • Usa un lenguaje que tu peque entienda. Lo mejor es usar oraciones cortas y simples.
  • Mantén un tono de voz suave y tranquilo.
  • Utiliza gestos para enfatizar en las cosas que más interesa que tu hijo note. El lenguaje no verbal lo aprenden antes.
  • Irás reduciendo instrucciones conforme tu peque las realice.

Un recordatorio, una foto o una ilustración puede ayudar a recordar y visualizar mejor las instrucciones que le estás dando. Esto también le ayudará a recordar por sí mismo las tareas que debe realizar.

Puede que muchas veces tu hijo no siga las instrucciones. Esto puede suceder por muchas razones. Es posible que no lo entienda. Puede que todavía no tenga la capacidad de hacer lo que le pides. O puede que no quiera hacerlo. En tu mano queda ayudar a tu hijo a aprender a cooperar equilibrando las instrucciones y las peticiones.

Modelado: enseñar habilidades mostrando

niño limpiando

Al observarte, tu hijo aprende qué hacer y cómo hacerlo.

El modelaje es usualmente la forma más eficaz de enseñar a los niños una nueva habilidad. Por ejemplo, es más probable que te vea realizando una tarea como es hacer la cama, barrer el suelo o lanzar una pelota que si sólo se lo dices con instrucciones de cómo hacerlo.

También puedes utilizar la modelación para mostrar a tu hijo habilidades y comportamientos que impliquen una comunicación no verbal, como el lenguaje corporal y el tono de voz. Por ejemplo, puedes mostrar cómo te relacionas con las personas cuando les hablas, o mirarlas a los ojos y sonreír cuando les das las gracias.

El modelaje también puede funcionar para las habilidades sociales. Proponerle a su hijo frases como “Gracias, mamá”, o “Más por favor, papá” es un ejemplo de esto.

Cómo hacer que el modelado funcione bien

Sigue los siguientes pasos:

  • Consigue la atención de tu hijo y asegúrate de que te está mirando.
  • Haz que mire primero, luego realiza despacio la tarea para que pueda ver claramente lo que estás haciendo.
  • Señala las partes importantes de lo que estás haciendo. Por ejemplo, “Ves cómo estoy…”.
  • Debes darle a tu hijo muchas oportunidades de practicar por sí mismo una vez que haya visto hacerlo, por ejemplo, “Bien, ahora puedes hacerlo”.

Paso a paso: enseñar habilidades desglosando las tareas

Algunas tareas o actividades son complicadas o implican una secuencia de acciones. Para ello, puedes dividir la tarea en pasos más pequeños.

La idea de la enseñanza paso a paso es enseñar los pasos que componen una habilidad de uno en uno. Cuando tu hijo ha aprendido el primer paso, entonces  le enseñas el siguiente paso, luego el siguiente, y así sucesivamente. Pasar al siguiente paso sólo cuando tu hijo pueda hacer el paso anterior de forma fiable y sin su ayuda. Debéis continuar así hasta que pueda hacer toda la tarea por sí mismo.

Enseñanza paso a paso: ejemplo

Así es como se puede desglosar la tarea de vestirse:

  • Saca la ropa.
  • Ponte la ropa interior.
  • Ponte los calcetines.
  • Ponte la camiseta.
  • Ponte los pantalones.

Podrías dividir cada uno de estos pasos en partes también. Esto puede ayudar si una tarea es compleja o si tu hijo tiene dificultades de aprendizaje. Por ejemplo, “Ponte la camiseta” podría dividirse así:

  • Coloca la camiseta en posición correcta.
  • Mete la camiseta por encima de la cabeza.
  • Pasa un brazo por la manga.
  • Pasa el otro brazo.
  • Baja la camiseta por el cuerpo.

Cuando tu hijo está aprendiendo una nueva habilidad física, como vestirse, puede ser útil poner tus manos sobre las suyas y guiarlo a través de los movimientos. Elimina gradualmente tu ayuda a medida que empiece a entender la idea, pero sigue indicando qué hacer. Luego, simplemente señale o haga un gesto. Cuando tu hijo se sienta seguro con la habilidad, también puede eliminar los gestos.

Habilidades de enseñanza: hacer que los métodos funcionen

Éstos consejos ayudarán a tu hijo a aprender nuevas habilidades:

  • Antes de comenzar, asegúrate de que tu peque tenga la coordinación, la capacidad física y la madurez de desarrollo para manejar la nueva habilidad. Es posible que tengas que enseñar a tu hijo algunas habilidades básicas antes de trabajar en habilidades más complicadas.
  • Considera el momento y el entorno. Los niños aprenden mejor cuando están más alerta y concentrados. Así que evita enseñarles nuevas habilidades justo antes de la siesta o de la comida, por ejemplo. También es bueno evitar las distracciones en el entorno , como la televisión o los hermanos menores que necesitan atención.
  • Dale a la oportunidad de practicar la habilidad. Las habilidades necesitan tiempo para aprender, y cuanto más practique, mejor. Explícale la tarea tantas veces como sea necesario.
  • Elogia y anima, especialmente en las primeras etapas del aprendizaje.
  • Evita comentarios negativos cuando no lo haga bien. Es mejor que le digas una o dos cosas que puede hacer de diferente forma la próxima vez, en lugar de usar palabras como “mal”.
  • Recuerde que el comportamiento puede empeorar antes de mejorar, especialmente si le pides demasiado. Un enfoque positivo y constructivo puede ayudar – por ejemplo, “¡Bien hecho por hacer bien los nudos en los cordones! ¿Quieres que te enseñe también a hacer los lazos?

Deja un comentario

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?