los tres cerditos

EL cuento los tres cerditos es un clásico que nunca falla y esta es una forma muy original de ver el cuento a través de la mesa de luz.

Objetivos del cuento

  • Fomentar la importancia del trabajo.
  • Trabajar los músculos de la boca con el soplido.
  • Mejorar la comprensión oral

Actividad del cuento

casa de los tres cerditos

Marionetas los tres cerditos

Para jugar, aprender y disfrutar más con el cuento te dejamos un PDF para que puedas imprimir y crear tus propias marionetas.

Ver letra (desplegar)

Había una vez tres hermanos cerditos que vivían en el bosque. Como el malvado lobo siempre los estaba persiguiendo para comérselos dijo un día el mayor:

– Tenemos que hacer una casa para protegernos de lobo. Así podremos escondernos dentro de ella cada vez que el lobo aparezca por aquí.

A los otros dos les pareció muy buena idea, pero no se ponían de acuerdo respecto a qué material utilizar. Al final, y para no discutir, decidieron que cada uno la hiciera de lo que quisiese.

El más pequeño optó por utilizar paja, para no tardar mucho y poder irse a jugar después.

El mediano prefirió construirla de madera, que era más resistente que la paja y tampoco le llevaría mucho tiempo hacerla. Pero el mayor pensó que aunque tardara más que sus hermanos, lo mejor era hacer una casa resistente y fuerte con ladrillos.

– Además así podré hacer una chimenea con la que calentarme en invierno, pensó el cerdito.

Cuando los tres acabaron sus casas se metieron cada uno en la suya y entonces apareció por ahí el malvado lobo. Se dirigió a la de paja y llamó a la puerta:

– Anda cerdito se bueno y déjame entrar…

– ¡No! ¡Eso ni pensarlo!

– ¡Pues soplaré y soplaré y la casita derribaré!

Y el lobo empezó a soplar y soplar, la débil casa acabó viniéndose abajo. Pero el cerdito echó a correr y se refugió en la casa de su hermano mediano, que estaba hecha de madera.

– Anda cerditos sed buenos y dejarme entrar…

– ¡No! ¡Eso ni pensarlo!, dijeron los dos

– ¡Pues soplaré y soplaré y la casita derribaré!

El lobo empezó a soplar y soplar, y aunque esta vez tuvo que hacer más esfuerzos para derribar la casa, al final la madera acabó cediendo y los cerditos salieron corriendo en dirección hacia la casa de su hermano mayor.

El lobo estaba cada vez más hambriento así que sopló y sopló con todas sus fuerzas, pero esta vez no tenía nada que hacer porque la casa no se movía ni siquiera un poco. Dentro los cerditos celebraban la resistencia de la casa de su hermano y cantaban alegres por haberse librado del lobo:

– ¿Quien teme al lobo feroz? ¡No, no, no!

Fuera el lobo continuaba soplando en vano, cada vez más enfadado. Hasta que decidió parar para descansar y entonces se dio cuenta de que la casa tenía una chimenea.

– ¡Ja! ¡Pensaban que de mí iban a librarse! ¡Subiré por la chimenea y me los comeré a los tres!

Pero los cerditos le oyeron, y para darle su merecido llenaron la chimenea de leña y pusieron al fuego un gran caldero con agua.

Así cuando el lobo cayó por la chimenea el agua estaba hirviendo y se pegó tal quemazo que salió gritando de la casa y no volvió a comer cerditos en una larga temporada.

Marionetas los tres cerditos

Descarga aquí

Mandaremos un enlace a tu email:

Los Mundos de Noa

Suscríbete para recibir contenido exclusivo y recomendaciones cada semana. Puedes eliminar tu suscripción en cualquier momento.

Confirmo que he leído los términos de privacidad y cookies de la página Política de Privacidad


Los tres cerditos y el lobo

También puedes crear tus marionetas como las del vídeo usando la luz como herramienta principal, además son un recurso perfecto para perfeccionar el trazo, aprender nuevas técnicas artísticas y desarrollar la creatividad.

Los tres cerditos y el lobo

Para ellos, traza en un folio en blanco, sólo el contorno de los cerditos. También, puedes ayudarte con el PDF descargable y copiarlo. Luego recorta y pasa a una cartulina de color negro y hazlo también el interior, de forma que sólo quede el contorno negro de cada personaje del grosor de un centímetro.

Ahora prepara un trozo de forro adhesivo como el de los libros y coloca lo que será la marioneta en el y pega trocitos de papel celofán de colores hasta rellenar todo el interior de la marioneta de los cerditos. Luego puedes cubrir esa parte con más papel de forro para mejor protección. Es el momento de recortar lo sobrante, y ya tienes unas preciosas marionetas para el cuento de los tres cerditos. Con ellas podrás jugar en la mesa de luz, en los cristales de las ventanas o trazar dibujos como en la fotografía.


Actividad cuento los tres cerditos

Si te has enganchado al cuento de os tres cerditos sigue la actividad del cuento. Hemos preparado además juego tres cerditos y otro con las casa de los tres cerditos.

casa de los tres cerditos
juegos gratis de los tres cerditos

Cuento los tres cerditos

En Amazon puedes encontrar el cuento de los tres cerditos en un montón de ediciones distintas, con texturas, desplegables, ilustraciones bonitas,….


Juego de los tres cerditos

No sólo existe el formato cuento. Los tres cerditos lo puedes encontrar en juegos, marionetas, manualidades, cuadernos de colorear, puzles y un montón de materiales más.


Actividades con cuentos

Si os gustan los cuentos y trabajar y aprender con ellos, descubre más con cuentos que hacemos en nuestra guardería de Albacete.

También puedes visualizar más cuentos y actividades en nuestro canal de Youtube

Última actualización el 2021-09-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?