Los Tres cerditos




Cuentacuento de los tres cerditos.

Los tres cerditos y el lobo. Actividades

Los tres cerditos,1​ Los tres chanchitos o Los tres cochinitos es una novela grafica con personajes animales reales. Las primeras ediciones datan del siglo XIX pero se piensa que la historia es mucho más antigua. La historia ganó significado en el foro internacional de gracias a la versión de dibujos animados de Walt Disney, de 

Cuento de los tres cerditos

Había una vez un Sol y una Luna que se contaban las historias que ocurrían en los bosques de la Tierra. El Sol contaba lo que veía en el día y la Luna decía todo lo que pasaba en las noches.

Cierto día el Sol habló: Luna, ésta es la historia de tres cerditos hermanos que decidieron ir a vivir al bosque y construir una casa para cada uno de ellos. Salieron entonces una mañana alegres y dispuestos a realizar su sueño.

¡Oh, Sole mío! Los conozco… El pequeño es un gordito, juguetón y perezoso. El mediano es un rumbero, romántico y aventurero. Y el mayor, todo un señor, tranquilo y trabajador. Pues mira Luna: El pequeño construyó una casa de paja y desde luego, terminó antes que sus hermanos y se sentó a descansar.

El mediano, la hizo de madera y aunque tardó un poco más, terminó muy pronto también y se dispuso a bailar, burlándose de su hermano mayor que estaba levantando una casa muy sólida y hermosa con brillantes ladrillos.

¡Qué lento eres Mayor! Ya basta de trabajar, hermano, ven a divertirte con nosotros. Dijo Mediano. Mediano, ya habrá tiempo para divertirse. Es hora de trabajar y de hacer una casa que dure para siempre. Replicó Mayor. Mientras tú trabajas, nosotros descansamos y gozamos de la vida. Comentó Pequeño. Una casa es una casa Exclamó Mediano. No importa con qué material esté hecha. Pues ya verán cómo mi casa resistirá la lluvia, el viento, el fuego y hasta los terremotos. Contestó Mayor muy orgulloso. Y al cerdito mayor la noche dio la razón.

Opinó la Luna muy enigmática. No me digas,Dijo el sol sorprendido. ¿Qué fue lo que pasó? Ehhh, Pues… esa noche los tres se acostaron muy cansados. El pequeño de jugar, el mediano de bailar y el mayor de trabajar. Cuando me asomé… entre los árboles… ¡El Lobo! Pero claro… En las noches sale a cazar. Exclamó el Sol. ¡No interrumpas! Si ya lo sabes me quedo callada. Contestó la Luna No, no. Habla, que muero de curioso… Mmmm, será de chismoso!… Bien, escucha lo que sucedió: Ahhumm… Me desperté con hambre. Y este bosque huele a cerdito agridulce.

Pero… ¿qué veo? Ja, ja, ja. Los tres cerditos… y se sienten a salvo en sus casitas… ya lo veremos! Ja, ja, ja. El Lobo se acercó amenazante a la casita de paja y le gritó al cerdito pequeño: Pequeño, abre ahora mismo o tumbo la casa de medio soplido. Je, je, je, lobo engreído. A ver si puedes. Contestó Pequeño. SOPLARÉ, SOPLARÉ Soplaré, soplaré, soplaré Tu casa derrumbaré.

Comenzaré por el techo Con el aire de mi pecho Pues dentro de mi pulmón Guardo todo un ventarrón Ja, ja, ja, ja, ja Te comeré despacito Pedacito a pedacito Y me limpiaré los dientes Con tus gorditos parientes Y si queda un rinconcito Donde quepa otro poquito Devoraré un helado De cerdito congelado Comenzaré con el techo Soplaré, soplaré, soplaré, soplaré Y el Lobo sopló y sopló… y la casita derrumbó. El pequeño corrió a refugiarse con su hermano mediano en la casa de madera. Pero también el Lobo llegó y amenazó de nuevo Pequeño y Mediano, salgan ahora mismo o les tumbo la casa de medio soplido. Ji ji ji. A ver si puedes lobo bandido. El lobo sopló y la casita resistió sin temblar siquiera. Bueno. Que sea un soplido completo… Je, je, je. Lobo engreído. Ji, ji, ji. Lobo bandido Reían Pequeño y Mediano. Ya verán. Soplido y medio bastará. La casa tembló, tembló y finalmente se derrumbó. Pero los cerditos… dime, dime, Luna. ¿Los devoró el Lobo? Preguntó el Sol Mmm… Pues… los cerditos corrieron… y por una nariz, Mejor, por una colita, alcanzaron a meterse en la casa de ladrillos. Hmmm Y ¿entonces Luna? El Lobo volvió a la carga… Contestó Luna preocupada. Salgan ahora mismo los tres o tumbaré la casa de medio… ejem … de un solo soplido. Ja, ja, ja, ja. Lobo terco, ja ja ¡No te atrevas! Gritó Mayor Que sean dos… o tres … o cuatro … Tres Cerditos constructores, hicieron sus casas Con palitos y maderos, ladrillos y paja Cada uno construyendo con lo que tenía Con sus ganas y mostrando su forma de vida Porque el lobo los persigue Y se los quiere comer Pero el pobre no consigue Con su soplo arremeter Un cerdito construía con hilos y paja Una casa de mentiras que no aguanta nada El segundo con maderos, alambres y estacas Una casa medio fuerte que apenas aguanta Vino el lobo con su soplo Las dos casitas tumbó Y corrieron los cerditos A la casa del mayor Esta casa de ladrillo, cemento y madera Chimenea y un altillo era fortaleza Los cerditos se escondieron bajo una ventana Esperando temerosos que el lobo llegara Y la casa no tumbó Era fuerte y el soplido Ni un rasguño le causó Y sopló tan fuerte el lobo Que un desmayo le causó Y como era terco y necio Toda la noche sopló Y mira Sol. El Lobo sopló tantas veces, que se puso al borde de un desmayo. Allá lo dejé, sopla que sopla casi toda la noche. Luna ¿Y qué pasó después? Oh querido Sol… No te puedo contar más. Es hora de irme pues ya va a amanecer. Por cierto… ¿Qué hago aquí? La tierra está a oscuras y es mi hora de salir. Pues el Sol se perdió el final de la historia porque la Luna tuvo que irse, pero esto fue lo que sucedió: El Lobo casi se asfixia de tanto soplar y se le ocurrió meterse por la chimenea, a la casa de los cerditos. Mientras tanto los tres hermanos que adivinaron sus intenciones, pusieron una olla sobre el fuego de la chimenea de manera que cuando el lobo consiguió entrar… ¡Auuuuuuu! Je, je, je. Lobo engreído Ji, ji, ji. Lobo bandido. Lobo terco. Jo, jo, jo Reían los tres cerditos que decidieron vivir juntos en la casa de ladrillos. Aprendido el ejemplo del hermano trabajador, que construyó una casa, realmente maravillosa.

LA CASITA DE LADRILLOS Eran hermanos, los tres cerditos Todos alegres, todos gorditos Con muchas ganas de ser los dueños De una casita para sus sueños El más pequeño muy perezoso Casa de paja armó el ocioso Era el mediano muy parrandero Para su casa pensó en maderos Pero el más grande, juntó ladrillos Más que una casa quería un castillo Con muchas torres y mucho brillo Que no pudieran cruzar los pillos Eran hermanos los tres cerditos Y un viejo Lobo les enseñó La moraleja de esta canción: Si es una casa o si es tu sueño Hazlo con todo tu corazón Moraleja Que sean muy finos los materiales Y muy valiosos tus ideales No importa el tiempo, sino tu empeño En la casita para tus sueños.

Última actualización el 2022-11-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Arriba
Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?