Amigdalitis en los peques

Acerca de la amigdalitis

La amigdalitis es cuando las amígdalas se inflaman.

La amigdalitis suele ser causada por virus como el resfriado común, la gripe o la fiebre glandular.

A veces una infección bacteriana puede causar amigdalitis, pero a menudo es difícil diferenciar entre las causas virales y las bacterianas.

Las causas bacterianas incluyen la infección estreptocócica ( Streptococcus A ). Si no se trata, este tipo de infección puede causar complicaciones como la escarlatina, infecciones del oído medio y, ocasionalmente, fiebre reumática.

Los niños menores de tres años no suelen contraer amigdalitis bacteriana.

Las amígdalas son dos piezas de tejido en la parte posterior de la boca. A menudo puede verlas si tu hijo “abre bien” y miras en su boca. Las amígdalas funcionan como parte del sistema inmunológico.

Síntomas de amigdalitis

Si tu hijo tiene amigdalitis, se quejará de dolor de garganta. También podría tener un sarpullido.

Los síntomas de la amigdalitis suelen mejorar después de unos días y desaparecen en una semana.

¿Necesita tu hijo ir al pediatra por la amigdalitis?

Deberías llevar a tu hijo a ver al pediatra si:

  • se niega a tomar líquidos
  • vómitos
  • se queja de un intenso dolor de cabeza
  • está pálido y somnoliento
  • tiene problemas para respirar o tragar su saliva
  • tiene rigidez de cuello
  • siente la tensión en la mandíbula.

Pruebas para la amigdalitis

Su pediatra podría mandar un frotis de la garganta para comprobar si un virus o una bacteria está causando la infección.

También podría sugerir un análisis de sangre, que puede ayudar a buscar la fiebre glandular.

Tratamiento de la amigdalitis

Si la infección es causada por un virus , tu hijo no necesitará antibióticos.

El pediatra le prescribirá antibióticos sólo si cree que la infección es causada por una bacteria .

Puedes tratar los síntomas dándole:

  • pequeños y frecuentes sorbos de agua para ayudarle a mantenerse hidratado
  • paracetamol en dosis recomendadas para ayudar con el dolor.

A veces el pediatra puede sugerir un corto tratamiento de corticoesteroides para el dolor.

La amigdalectomía es cuando te quitan las amígdalas. La amigdalectomía no es una operación de rutina , a menos que tu hijo tenga amigdalitis  y sigue reapareciendo. Si el pediatra cree necesaria la amigdalectomía, derivará a tu peque a un otorrinolaringólogo.

Deja un comentario

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?