Vómitos en bebes, niños y niñas

Sobre el vómito en bebés, niños y niñas

El vómito en los peques tiene muchas causas, pero las más comunes son enfermedades menores como la gastroenteritis o las infecciones del tracto urinario. A veces, incluso los resfriados pueden causar vómitos en los niños.

Otras causas de los vómitos son los mareos y enfermedades más graves como la apendicitis o la meningitis.

Algunos tipos de vómitos son normales. Por ejemplo, los bebés pequeños tienden a vomitar pequeñas cantidades de leche después de alimentarse. Esto se conoce como reflujo.

El vómito es muy común en los peques. Pero puede ser una experiencia desagradable y aterradora para ti y tu bebe. Podría ayudar saber que la mayoría de las veces los peques superan el vómito muy rápidamente.

Síntomas relacionados con el vómito

Los niños que vomitan a menudo también tienen dolor de estómago, diarrea y náuseas.

La deshidratación es uno de los riesgos graves de los vómitos, especialmente en los bebés pequeños. Los signos de deshidratación los podemos observar cuando los pañales están menos mojados, ojos hundidos, lengua y boca secas, pérdida de peso, cansancio y letargo.

¿Necesita tu hijo ver a un médico por los vómitos?

Deberías llevar a tu hijo al médico de cabecera si:

  • está vomitando a menudo
  • tiene poco aumento de peso debido a los vómitos.

Lleva a tu hijo a urgencias inmediatamente si:

  • Parece estar deshidratado – no está orinando o hace menos pipí de lo normal, está pálido y delgado, tiene los ojos hundidos, las manos y los pies fríos, está somnoliento o malhumorado
  • Tiene un vómito manchado de sangre o verde brillante
  • Tiene un dolor de estómago severo o persistente con vómitos
  • Le preocupa que su hijo esté muy enfermo.

Vómito de proyectil

El vómito proyectil es cuando los bebés pequeños vomitan el contenido de sus estómagos con mucha fuerza. Esto puede estar relacionado con una grave enfermedad llamada estenosis pilórica. Si tu peque tiene vómitos por proyección que ocurren a menudo y que no parecen desaparecer, debes consultar a su médico lo antes posible.

Eres quien mejor conoce a tu pequeño, así que confía en tus instintos. Los signos de que tu hijo tiene una enfermedad grave que requiere atención médica urgente incluyen dolor intenso, somnolencia, piel pálida o azulada, deshidratación, dificultad para respirar, convulsiones y disminución de la capacidad de respuesta.

Tratamiento de los vómitos

Si tu peque está vomitando, lo más importante es darle pequeñas cantidades para que beba a menudo – por ejemplo, unos cuantos sorbos cada 15 minutos. Lo mejor es darle agua o líquido de rehidratación oral. Esto ayudará a prevenir la deshidratación. Para saber si bebe lo suficiente, comprueba cuánto orina.

Cuando pueda empezar a retener comida sin vomitarla deberemos hacer una dieta blanda durante dos o tres días.

Recuerda que también necesita tranquilidad y consuelo.

No debes usar medicamentos sin receta para detener los vómitos en los niños. Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden ser muy graves. A veces los médicos recetan medicamentos para detener los vómitos, pero sólo lo hacen después de una revisión médica adecuada.

Deja un comentario

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?