Gastroenteritis en niños

¿Qué es la gastroenteritis?

La gastroenteritis en niños y bebés es una inflamación del tubo digestivo que da diarrea o hace vomitar, o incluso las dos cosas a la vez y muchas veces puede ir acompañada de fiebre.

Síntomas de la gastroenteritis en bebés y niños

Los síntomas de gastro pueden incluir:

Es posible que tu peque no tenga ganas de comer o beber o que tenga problemas para retener la comida o la bebida debido a los vómitos. Debemos de tener cuidado, ya que si no toma suficientes líquidos, existe el riesgo de que se deshidrate.

¿Necesita tu hijo ver a un pediatra?

medico tocando la inflamación de la barriga de un niño

Lleva a tu peque al pediatra si:

  • hay mucha diarrea
  • Vomita con frecuencia y no puede retener ningún líquido
  • Hay sangre en las heces
  • Es menor de seis meses y tiene síntomas gastrointestinales.

Debes llevar a tu hijo a urgencias de un hospital inmediatamente si:

  • Parece estar deshidratado – no orina, está pálido y delgado, tiene los ojos hundidos, las manos y los pies fríos, está somnoliento o malhumorado
  • Tiene un fuerte dolor de estómago
  • El vómito es de color verde o tiene sangre
  • Te preocupa que tu hijo esté muy enfermo.

Vosotros sois quienes mejor conocen a sus hijos, así que confiar en vuestros instintos si os parece que vuestro peque no penséis que esté bien. Los signos de que vuestro hijo tiene una enfermedad grave que requiere atención médica urgente incluyen dolor intenso, somnolencia, piel pálida o azulada, deshidratación, dificultad para respirar, convulsiones y disminución de la capacidad de respuesta.

Tratamiento para la gastroenteritis

La mayoría de los casos de gastroenteritis en niños no son graves, pero es importante asegurarse de que tu hijo reciba suficiente líquido.

Fluidos

Darle pequeñas cantidades de agua cada 15 minutos.

Puedes usar un suero de rehidratación oral como Bi-oralsuelo baby, Cito-oral, o Suerooral- hiposódico. Puedes comprar estos sueros sin receta en una farmacia. Estos productos pueden venir en forma de líquido prefabricado o en polvos. Asegúrate de preparar el líquido cuidadosamente según las instrucciones del paquete.

Si es un bebé amamantado , sigue dándole pecho pero aliméntelo más a menudo.  Pequeñas tomas más veces al día.

Los mismo en el caso de que el peque sea lactante y sólo tome leche de fórmula.

Comida

Tu hijo podría rechazar la comida para empezar. Si tiene hambre, puedes darle comida al mismo tiempo que líquido. En general, es mejor empezar con alimentos suaves como que no requieran mucho trabajo del estómago para ser procesados. Puede empezar a comer otros alimentos gradualmente.

Tratamiento adicional y complicaciones

Si tu hijo está muy deshidratado o no puede retener ningún líquido por vía oral, es posible que necesite que se le administren líquidos a través de un goteo. En este caso, tendrás que ir al hospital.

Ocasionalmente tu hijo puede desarrollar diarrea después de que la gastroenteritis se haya asentado. Esto es causado por un tipo de intolerancia temporal a la lactosa. En los niños mayores se puede cambiar a una leche sin lactosa hasta que la diarrea mejore. Si tu bebé es lactante, puede continuar amamantándolo. Si el bebé se alimenta normalmente con leche de fórmula, su pediatra puede aconsejarle sobre qué fórmula elegir.

No lo trates con medicamentos antidiarreicos. No hay pruebas que demuestren que estos tratamientos funcionan. Tu hijo probablemente tampoco necesita antibióticos, porque la causa más común de gastroenteritis es un virus, que no responde a los antibióticos.

Prevenir la gastroenteritis en niños y bebés

La gastroenteritis se extiende fácilmente.

Puedes ayudar a prevenir la propagación del gastro asegurándote de que todos los miembros de la familia se lavan las manos regularmente y no comparten botellas de bebida, vasos o utensilios de comida.

Si tu hijo tiene gastroenteritis, manténgalo alejado de otros niños y de la escuela o la guardería hasta que no haya tenido vómitos o diarrea durante al menos 48 horas.

Causas de la gastroenteritis

La gastro es generalmente causada por un virus y a veces por una infección bacteriana o parasitaria. Estos gérmenes provocan la inflamación de las paredes del estómago y del intestino, lo que a su vez provoca diarrea y vómitos.

El rotavirus es una causa común de gastroenteritis viral en los niños. Se está volviendo menos común,  normalmente los bebés reciben esta inmunización a los dos y cuatro meses.

Deja un comentario

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?