Convulsión febril en bebés y niños

¿Qué es una convulsión febril?

Una convulsión febril en bebés y niños es una convulsión o ataque que ocurre debido a la fiebre, que es una temperatura superior a 38°C. El rápido aumento de la temperatura provoca una descarga eléctrica anormal en el cerebro.

Las convulsiones febriles suelen ocurrir en niños entre seis meses y seis años de edad .

Puede ser muy aterrador ver a tu hijo teniendo una convulsión febril, pero los niños suelen recuperarse completamente de las convulsiones febriles. La mayoría de las convulsiones febriles tampoco causan problemas a largo plazo o daño cerebral.

Síntomas de convulsiones febriles

Los síntomas de una convulsión febril suelen incluir:

  • rigidez corporal y/o movimientos espasmódicos
  • pérdida de conciencia (desmayo)
  • ojos que giran hacia atrás en la cabeza
  • respiración superficial o alteración de la respiración
  • un sueño profundo durante una hora más o menos después.mama y bebe con termometro

La mayoría de las convulsiones febriles no duran más de unos pocos minutos. Las convulsiones febriles casi siempre se detienen por sí solas antes de tener la oportunidad de buscar tratamiento médico.

¿Qué hacer si crees que tu hijo tiene una convulsión febril en bebés y niños?

Mantén la calma y retira cualquier objeto dañino con el que pueda golpearse para que no se lastime.

Observa exactamente lo que sucede , para que puedas describirlo más tarde. Si eres capaz de grabar la situación facilitarás mucho la información a los sanitarios.

Cronometra la convulsión febril.

Una vez que la convulsión se haya detenido, coloque a tu hijo en una superficie blanda, tumbado en la posición de recuperación de lado para mantener abierta la vía respiratoria. Quédate a su lado y relajaros juntos.

Vigila su respiración. Si deja de respirar, llame 112 inmediatamente y comience la RCP para bebés o la RCP para niños mayores de un año. También llama al 112 si la convulsión febril dura más de cinco minutos.

¿Necesita ver al pediatra por convulsiones febriles?

Tu hijo debe ver al pediatra si:

  • es la primera convulsión febril.
  • no estás seguro de si ha sido una convulsión febril
  • Tiene convulsiones febriles a menudo.

Por lo general, los niños no necesitan ser ingresados en el hospital después de una convulsión febril, a menos que su pediatra se preocupe por la condición que causó la fiebre – por ejemplo, neumonía o meningitis.

Pruebas después de una convulsión febril en bebés y niños

Un niño que ha tenido una convulsión febril probablemente no necesite pruebas.

A veces los médicos pueden pedir análisis de sangre u orina, o una radiografía de tórax, para averiguar qué condición causó la fiebre.

niño con fiebre

Prevención de las convulsiones febriles

No hay ninguna manera garantizada de prevenir las convulsiones febriles .

Puedes bajar la fiebre  y hacer que se sienta más cómodo usando paracetamol o ibuprofeno y quitándole la ropa extra. A veces una convulsión febril será el primer signo de fiebre. El paracetamol no reduce el riesgo de convulsiones febriles.

Si tiene muchas convulsiones febriles, es posible que su pediatra rara vez considere la posibilidad de recetarle medicamentos anticonvulsivos. Necesitaría tomar esta medicación continuamente durante varios años para prevenir las convulsiones. Pero este es un tratamiento poco común, que un pediatra o neurólogo pediátrico supervisaría.

Más sobre la convulsión febril en bebés y niños

Los niños generalmente sólo tienen una convulsión febril. Pero los niños que tienen su primera convulsión febril antes de un año tienen más probabilidades de tener otra.

Alrededor de 3 de cada 100 niños tendrán una convulsión febril.

Las convulsiones febriles tienden a ser hereditarias y afectan más a los niños que a las niñas.

La epilepsia se produce cuando un niño tiene o corre el riesgo de tener convulsiones repetidas e impredecibles. Los niños sanos que han tenido una convulsión febril y que no tienen un historial familiar de convulsiones no son más propensos a desarrollar epilepsia que otros niños.

Arriba
DEJAR EL PAÑAL DESDE EL CARIÑO Y LA COMPRENSIÓN

Descarga gratis nuestro ebook con consejos y recursos para acompañar a tu peque.

Abrir chat
1
Hola, 👋, ¿en que podemos ayudarte?